El viñedo extremo necesita difusión extrema

cata extrema

En plena vendimia me apetece coger un capazo sobre el vino. Así que estas líneas son para entendidos, winelovers y para todos los que quieran saber qué pienso sobre la comunicación de la Denominación de Origen Protegida de vinos de Calatayud. A mi juicio son vinos de gran calidad que, con el paso de los años, están gozando del beneplácito de los consumidores. Podría parecer que apenas tiene nombre entre los bebedores habituales pero, poco a poco, están empezando a ser reconocidos por el canal Horeca. Y también por los grandes certámenes internacionales que premian la calidad de los vinos.

La DOP Calatayud ha cumplido más de un cuarto de siglo y se ha dado cuenta de que se le están comiendo la tostada en el marketing y la comunicación otras denominaciones. Más vale tarde que nunca. Los amantes del vino conocéis Rioja, Ribera del Duero, Priorat, Cariñena o Somontano pero quizá Calatayud no lo ponéis en el mapa español del vino. Claro, sólo tiene tres mil hectáreas de viñedo.

Ubicado a 100 kilómetros al sur de Zaragoza, de camino a Madrid, está la antigua Bílbilis, hoy Calatayud. Es la capital de una amplia comarca aragonesa cuyos habitantes viven del campo y de las pocas empresas que se han atrevido a establecerse en esta zona agreste. La fruta y el vino son el sustento de muchas familias desde hace años. La variedad principal de sus cepas es la garnacha. Esa uva denostada no hace muchos años y que se ha convertido en la uva de moda entre los entendidos y también demandada por el consumidor ocasional.

Ingredientes principales

Pero para que estas bodegas y sus vinos sean conocidos hacen falta dos ingredientes más. Uno ya lo tienen. El alma y el trabajo que ponen en todo lo que hacen. Como buenos aragoneses son tercos y nobles y eso también se refleja en sus caldos. Y el otro es su difusión. Desde hace unos años, con el cambio de rumbo iniciado por el nuevo consejo que dirige Miguel Arenas, ha establecido un nuevo marco de comunicación. Mucho tiene que ver con su experiencia en marketing digital. Una formación que le permite dar un gran impulso a la DOP.

El enoturismo ha entrado con fuerza en muchas zonas vitivinícolas como el Somontano de Barbastro. “El Vino de las Piedras” y la Vuelta Ciclista a España ha divulgado la producción de Cariñena. Y Borja se ha adueñado de la garnacha con su “Imperio”. Todas ellas son denominaciones aragonesas y Calatayud se había quedado un poco al margen.

Para solventarlo hace unos años apareció la campaña Viñedo Extremo. Hace referencia a la altura y la complejidad que tiene producir con calidad a más de mil metros de altura en campos pequeños y, en ocasiones, desnivelados. Tal y como son gran parte de sus parcelas. De hecho, sus uvas suelen ser las últimas que llegan a las bodegas durante la vendimia ya que su maduración es más tardía que el resto de denominaciones.

Del viñedo extremo han pasado a la Cata Extrema. Un evento de doce horas de duración en el que han invitado a los consumidores a conocer sus vinos. Lo hicieron en el centro de Zaragoza para acercarse a un número de población mayor. Allí las bodegas, con sus enólogos, presentaron sus caldos. A mi juicio no fue una acción comercial, más bien divulgativa. Todo un acierto ya que, creo, caló más entre los catadores que se acercaron a descubrir Calatayud a través de sus vinos. Y tuve suerte porque pude profundizar en una de las bodegas bilbilitanas más grandes, San Alejandro.

Otra forma de comunicar ha sido la de crear sus primeros premios a la difusión. Galardones que recayeron en la asociación de cocineros de Aragón y en el programa de TVE Agrosfera. Dos entidades que se han convertido en altavoces perfectos para dar a conocer sus vinos extremos. Aquí os dejo una de las fotos del evento.

premio calatayud

Con estas acciones queda demostrado que no hace falta invertir mucho dinero para lograr una buena difusión. Basta con ser originales y dar en el clavo. Pero ser original obliga a pensar, a buscar iniciativas, a ser extremos. Todo dentro de un orden establecido donde reine el sentido común. Así es posible que mejoren los resultados y las cuentas de las bodegas. Y servirá también para poner en el mapa a la comarca de Calatayud.

Anuncios

Sobre la necesidad de comunicar la agricultura

Totalmente de acuerdo

El Ecologista Transgénico

La comunicación que se hace desde el sector agroalimentario es casi siempre a la defensiva, casi siempretras un escándalo, bulo o patraña y casi siempre insuficiente, como muestra la “Ley de Brandolini”, esa que dice que “la cantidad de energía necesaria para refutar una patraña es un orden de magnitud superior a la necesaria para crearla”.

Vivimos en una sociedad donde el consumidor final está alejado físicamente y culturalmente del productor de alimentos y, sin embargo, nunca el consumidor había estado tan preocupado por lo que se lleva a la boca. Se da la incongruencia de que el consumidor está ávido de información, quiere saber y, sin embargo, desde el sector no sabemos darle la información que nos reclaman. Esto produce la incoherencia de que el consumidor tiene a su disposición los alimentos más seguros de la historia y, sin embargo, nunca ha desconfiado tanto de…

Ver la entrada original 739 palabras más

La semilla certificada aporta valor a las cosechas de cereal

Todo empieza por el principio y la semilla es el principio del cultivo. Elegir una variedad u otra es la primera decisión del agricultor cada año. Debe acertar qué variedad sembrar y también la calidad de la semilla a utilizar. “La semilla certificada lo es todo”. Así lo defiende la Asociación de Empresas Productoras de Semillas Selectas, APROSE. Para una buena cosecha es imprescindible contar con buenas semillas. Se podría decir que si siembras calidad, cosechas calidad.

cereal largo

1.- ¿qué es una semilla certificada?

Empezaremos con una fácil definición de lo ¿qué es la semilla certificada? Es aquella que garantiza la productividad, la calidad y la sanidad. Así que podemos decir que supone la garantía de lo que se siembra en el campo. Sabemos que si el agricultor siembra semilla certificada obtendrá más rentabilidad, no tendrá que luchar contra determinadas enfermedades y, seguramente, no tendrá que utilizar nada más que la dosis aconsejada por las casas comerciales, con lo que se ahorrará un dinero importante.

Pero, ¿los agricultores optan por semillas certificadas en sus campos de cultivo? La respuesta es sí. Ellos son los primeros que quieren obtener rentabilidad en sus explotaciones. Y se han dado cuenta de que eso pasa por conseguir cereales con mayor peso específico. Los que se obtienen sólo con semillas de calidad.

Sin embargo, y según datos de ANOVE, la Asociación Nacional de Obtentores Vegetales sólo el 22% de la semilla de cereal sembrada en España es certificada. Por el contrario, en los últimos años su uso se ha incrementado más de un 10% por parte de los agricultores.

2.- ¿Por qué debería sembrarse semilla certificada? En este apartado vamos a ver las principales ventajas que tiene la semilla certificada.

Primero porque asegura una germinación mínima y después porque se garantiza una semilla sana. Está comprobada que hace frente a las malas hierbas y posibles enfermedades. Y por último es la garantía de una pureza varietal. Es decir, el agricultor sabe qué variedad ha sembrado en su campo.

Pero además es un producto de calidad que está estandarizado y tiene un reconocimiento internacional. Esta calidad está garantizada por la empresa productora y por el organismo oficial responsable que lo registra. Este control semillero ofrece garantías sobre su origen, trazabilidad, homogeneidad, pureza específica, pureza varietal, germinación, ausencia de otras semillas no deseadas en la siembra, y buena sanidad.

De esta forma podemos ver una breve lista que nos resume cuáles son las grandes ventajas que tienen los agricultores que siembran semilla certificada frente a los que no.

 

  1. La semilla certificada requiere menos dosis de siembra
  2. Asegura una buena nascencia del cultivo.
  3. Es garantía de calidad y pureza.
  4. Está libre de malas hierbas
  5. Produce mayores rendimientos
  6. Se adapta a las condiciones ambientales y tolera mejor las enfermedades.
  7. Supone un ahorro de tiempo.
  8. Aumenta la productividad de las explotaciones y su rentabilidad.
  9. Supone una mejora en los cultivos.
  10. Transmite los resultados de la investigación al campo.
  11. Permite la creación de nuevas variedades.
  12. Hace posible crear variedades sostenibles con el medio ambiente.
  13. Garantiza una correcta trazabilidad al inicio de la cadena alimentaria.

jornada cereal

Todas estas ventajas las pueden comprobar los agricultores en las jornadas de campo que, a menudo, organizan las empresas que se encargan de sacar nuevas variedades al mercado.

Hace unos días tuve la oportunidad de asistir a una de ellas en las que cuatro empresas enseñaban a los agricultores sus ensayos en los campos de cultivo. Se mostraban nuevas cebadas y nuevos trigos que, dentro de unos años, estarán a disposición de los agricultores.

Allí podían tocar, ver, apuntar, fotografiar cada una de las variedades. Nuevas semillas que se diseñan a petición de los hombres y mujeres del campo. “Ahora piden ciclos más cortos” me decía una de las ingenieras agrónomas. De esta forma se pueden aprovechar los campos con dobles cosechas.

Lo que pocos conocen, y que también aprendí allí, es el coste que supone crear una nueva variedad. Son años y años de investigación. Hace falta casi una década para convertir una semilla certificada.

Hay que investigar, ensayar, ver cómo responde, si puede o no con las plagas, enfermedades…. Y después multiplicarla para poder estar a petición de los cerealistas. Todo este tiempo lleva acompañado mucho dinero detrás. Muchos hablaban de casi un millón de euros por cada una de las nuevas variedades que salen al mercado.

 

 

Una granja de la leche

VACAS COMER

Asistimos a diario a debates, con más o menos argumentos, sobre la conveniencia o no de instalaciones de grandes magnitudes denominadas macro granjas. En las próximas líneas os voy a contar mi experiencia en la segunda explotación láctea más grande del país. Ubicada en el municipio oscense de Tamarite de Litera, Granja San José, trabaja con 5.500 vacas frisonas, de las cuales cerca de la mitad son de recría. Es decir, no tienen todavía los 24 meses y, por tanto, se alimentan de agua, leche y pienso. Son la cantera de esta granja que paso a explicar.

Empiezo por su alimentación. Todos sus forrajes proceden de los propios campos. Allí los cultivan y producen con maquinaria de última generación. Alrededor de la granja diponen de 2.700 hectáreas de zonas de cultivo. La alfalfa se corta hasta ocho veces al año. El resto es maíz, criticale o cebada. En total se recogen más de 60 millones de kilos de forraje cada año. Parece mucho pero es que cada animal come 50 kilos al día. El menú de cada vaca tiene un coste de 6 euros diarios. La fórmula ha sido compensada por un nutrólogo toledano en exclusiva para la granja que ha conseguido una alimentación “unifit” para lograr una leche de gran calidad. Se busca mucha proteína y poca fibra. Eso ayuda a conseguir forrajes más ligeros y redunda en la mejora de la calidad de la leche que producen las vacas.  Sigue leyendo

Noviazgo de primavera

almendro

Aunque no lo parezca por las temperaturas, el frío, el viento, la lluvia o la nieve. Es cierto que estamos ya en primavera. Desde hace días los almendros han despertado y empiezan a mostrar su color más bonito. Las flores de los ciruelos y albaricoqueros también se abren sobre las ramas. Las yemas de los cerezos están a punto de estallar para seguir coloreando una de las estaciones del año más esperadas.

Basta abrir los ojos y tener suerte con el tiempo para descubrir los colores y olores que deja cada año la primavera. El monte empieza a despertar,  los romeros y tomillos florecen y dan esplendor en esas zonas en las que se ha acumulado agua durante el invierno. Y lo que me alegra empezar a ver las abejas revoloteando cerca de las flores y frutales.

Sigue leyendo

El Valle en sus manos

gotero

Los valles del Pirineo aragonés muestran estos días la nieve en las cumbres. Los prados empiezan a verdear y los animales, habitualmente al aire libre, comienzan a asomarse y a dejarse ver. Caballos, vacas y ovejas forman parte del paisaje montañés y muchas veces son más numerosos que los propios vecinos que habitan los valles. Pero, ¿quién cuida de ellos? Los ganaderos son los mejores conocedores de este medio rural, tan inhóspito en invierno, que se disfruta en verano, se pone bonito en primavera y colorido en otoño. Y junto a ellos sus mejores vecinos, los veterinarios.

Esta entrada del blog es para valorar el trabajo de los veterinarios rurales. Esos que están pendientes del teléfono móvil por si hay una urgencia y esos que se dedican a administrar vacunas. Tan pronto les toca identificar ovejas, como colocar goteros o atender partos complicados…. Es su día a día. Son los mejores aliados de los ganaderos. Tienen un trabajo vocacional todos los días del año y a cualquier hora. Cada valle tiene su propio veterinario y los ganaderos confían en ellos para mantener el bienestar de sus animales.

Sigue leyendo

Entre tocinos y cerdos

cerdos

El post de hoy es sobre el reportaje de Jordi Évole y su programa Salvados, emitido el pasado cuatro de febrero en La Sexta, sobre la cría de cerdos en España. En las imágenes enseña una mala práctica de una granja que, según señala, cría y engorda cerdos para la empresa murciana El Pozo.

Empezaré por analizar lo puramente periodístico. La historia. Me parece buena si de lo que se trata es explicar cómo trabaja la industria cárnica y el sector porcino. Una carne de gran consumo y producción en nuestro país. No en vano, España es la cuarta productora mundial por detrás de China, Estados Unidos y Alemania, según datos del Ministerio de Agricultura.

Sigue leyendo