El 2018 ha llegado

Después de unos días de asueto y relax por las vacaciones de invierno retomo los contenidos del blog. Como no podía ser de otra manera lo hago dando la bienvenida al nuevo año. Un año lleno de ilusiones y novedades, espero sean para bien, que todos los hombres y mujeres del campo abren expectantes.

Incertidumbre en el terreno político ante las negociaciones de la nueva PAC que ya se tantea en Bruselas. Dudas porque las ansiadas lluvias no caen a pesar de que, desde hace poco, les han puesto nombres tan comunes a las tormentas como Ana, Bruno o Carmen. El agua no llega y el cereal apenas ha nacido. Expectación, una vez más, con los precios porque no saben si este año el trigo, con el que se especula en la Bolsa de Chicago valdrá más o menos que el año pasado. Si habrá buena cosecha en los frutales donde el veto ruso sigue haciendo daño y hace falta una regulación consensuada “como el comer”. O si el vino o el porcino abrirán nuevos mercados para seguir apostando por las producciones españolas que tan bien lo hacen a pesar de los pesares.

Las organizaciones agrarias tendrán que seguir haciendo su trabajo y deben seguir con sus reivindicaciones en defensa del medio rural. Esa población tan castigada e indefensa que sufre una despoblación imparable y robos constantes. El desarrollo rural debe ser eso, desarrollo y no limitación, a la hora de recibir servicios como la educación y la sanidad, cada vez más precarios en nuestros pueblos.

Cuestiones, todas estas, que seguiremos muy de cerca durante los próximos 365 días para contarlas como os merecéis. Con cercanía, claridad y atendiendo vuestras peticiones. Espero que hayáis pedido ya vuestros deseos. Yo ya lo he hecho. Pero no os lo digo porque si lo hago, dicen, no se cumple.

Anuncios

Un pensamiento en “El 2018 ha llegado

Los comentarios están cerrados.