El hermano pequeño se hace mayor

Ante una nueva campaña de recolección de la aceituna quiero detenerme a ver las opciones que ofrecen las grandes superficies en cuestión de aceites a los consumidores. En los lineales encontramos cuatro tipos de aceites de oliva: el virgen extra, virgen, de oliva, de orujo de aceite de oliva. Y luego están los de semillas que eso será objeto de otra entrada a su tiempo.

Considero que muchos ya sabéis las diferencias entre ellos pero pocos habéis oído hablar del aceite de orujo de oliva y sobre este producto escribo en este capazo que me gustaría leyeran junto a mí. En el siguiente cuadro, de ORIVA, vemos las diferencias que existen entre ellos.

 

oriva

 

En el gráfico vemos cómo los aceites de oliva, el virgen y el virgen extra proceden directamente del zumo de la aceituna. Mientras que el de orujo de oliva se consigue del alperujo. Palabra, poco común, que podemos definir como el producto que resulta tras la molturación de la aceituna. Esto es, su hueso, el agua que le queda, la piel y los restos de aceite de dicha molturación.

Después de su extracción es necesario refinarlo y encabezarlo. En ese proceso se limpian todas las impurezas, al igual que ocurre con los aceites procedentes de semillas. Mientras que en el encabezado se añade aceite de oliva Virgen o Virgen Extra que le aporta un sabor como cualquier otro aceite.

ORIVA

El aceite de orujo de oliva es, por tanto, el hermano pequeño de los aceites. Está creciendo pero todavía le queda mucho para llegar a una edad adulta. Para ello debe lograr eliminar de la mente de los consumidores toda acepción negativa que puede conllevar la palabra orujo. Y para su promoción, difusión y divulgación se creó hace unos años la interprofesional del aceite de orujo de oliva, ORIVA.

La interprofesional, igual que existe con el vino, la carne o las frutas y hortalizas, engloba a productores, patronal, refinadoras y extractoras de este tipo de aceite. Es decir, en ella están presentes agricultores, industriales y comercializadores de este producto que muchos probaréis tras terminar de leer este blog.

Processed with VSCO with m3 preset

A principios de este año ORIVA reunió en Córdoba a un grupo de periodistas especializados para dar difusión y divulgar su existencia entre los consumidores. Fueron varios días de visitas a las industrias, al olivar y a las extractoras que refinan el aceite de orujo de oliva. Y en las comidas y cenas de este viaje se pudo degustar las propiedades por las que empieza a gustar dentro de la gastronomía. Y además son muy saludables. De esto último me ocuparé después porque también es de gran importancia su conocimiento.

Ideal para frituras

Para ir conquistando paladares han empezado haciendo las cosas bien. Primero han realizado estudios científicos junto a investigadores del CSIC. Llama la atención que una de las conclusiones de esos estudios asegure que es un aceite perfecto para freir en sartén o freidora industrial.

Hasta ahora usaba en la cocina aceite de girasol para unas patatas o unas croquetas y puedo decir que el aceite orujero aguanta más y mejor que los de semillas, principalmente el de girasol. Además protege el producto sin desprenderse ni quemarlo. Esto se debe a un alto contenido de ácido oleico. Otra ventaja, algo más estética si se quiere, es el color dorado. Al estar compuesto mayoritariamente por aceite de oliva la fritura consigue un color más intenso que el de semillas.

ORIVA trabaja ahora en el canal HORECA para conseguir que el aceite de orujo de oliva llegue a las cocinas de los restaurantes. Confían en las propiedades de su producto y quieren que los cocineros trabajen con su aceite. Es un paso previo a que el consumidor lo compre en el super. Si saben que los chefs lo utilizan puede que ellos también lo hagan en sus cocinas domésticas. De todo esto podéis encontrar mucha más información en lafrituraperfecta.com

Beneficios para el cuerpo

Todos sabemos, o eso nos han dicho, que el aceite es beneficioso para nuestro organismo. Lo que también compartimos todos es que se trata de un ingrediente básico en la Dieta Mediterránea y como tal debemos seguir empleándolo en nuestros menús. Además de reducir la presión arterial el aceite de orujo de oliva impide el desarrollo de otras enfermedades como el alzheimer. De una forma muy resumida, lo hace impidiendo la inflamación de las células que generan esta enfermedad.

Al igual que el resto de aceites, el de orujo de oliva posee una grasa monoinsaturada lo que previene de posibles enfermedades cardiovasculares y otras patologías. Algo que si complementamos con el resto de alimento de nuestra dieta mediterránea y un poco de ejercicio puede ser muy sano para nuestro cuerpo.

Residuos cero

residuo orujo

Además de su riqueza para la gastronomía y para la salud. Otra de las ventajas competitivas que tiene el aceite de orujo de oliva es su valor medioambiental. Para mí es su principal ventaja o valor añadido que dicen los expertos. En momentos en los que todas las sociedades hablan de economía circular, este producto podría erigirse como su paradigma.

Para empezar, tras la recogida de la aceituna de los olivas, la elaboración del aceite de orujo de oliva no genera residuos. Y, además, soluciona éste problema a las almazaras productoras del oro líquido. Dicen los expertos que de la aceituna sólo se aprovecha una quinta parte y el resto es residuo. Pues bien, el sector productivo, orujero, lo reaprovecha como biomasa, como alimentación para animales, fertilizantes o como productos para la industria cosmética o farmaceútica.

Veamos algunas de estas aplicaciones en cifras. Cuando se trabaja el alpeorujo en las extractoras el 60% se evapora al ser calentado a alta temperatura. Otro 2% es el aceite en crudo que después es encabezado para conseguir el aceite de orujo oliva. Y el resto, un 38% se convierte en biomasa. Esto supone una gran fuente de energía que se emplea en las propias plantas extractoras para autoabastecerse. Además de generar biomasa para el olivar o servir para la cogeneración gracias al gas natural. Si todavía tenéis dudas pinchad aquí para verlo en uno de sus vídeos.

Como habéis visto a lo largo del artículo he tirado mucho de sus vídeo y de su página web. Para mí son un ejemplo de buena comunicación. Son sencillos, van directos y explican mejor que nadie lo que son y cómo la hacen. Además cuentan en su herramienta on line todas las acciones que van realizando con un objetivo muy claro: conseguir que los consumidores sepan y entiendan lo que es el aceite de orujo de olivo.

Y para terminar os dejo un dato. Este año tienen previsto poner en en el mercado 120 mil toneladas de aceite de orujo de olivo.

Anuncios